la oración de los lunes

Lunes, 4 de abril de 2022

  • Empezamos con una canción:
    OJOS DE AMOR – Cata Urrudanga
  • Escuchamos la Palabra de Dios:
    Lectura del Evangelio según San Juan (Jn 8, 1-11):
    En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.
    Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron:
    «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?».
    Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo.
    Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo.
    Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo:
    «El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra».
    E inclinándose otra vez, siguió escribiendo.
    Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos.
    Y quedó solo Jesús, con la mujer en medio, que seguía allí delante.
    Jesús se incorporó y le preguntó:
    «Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?».
    Ella contestó:
    «Ninguno, Señor».
    Jesús dijo:
    «Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más».
  • PARA REFLEXIONAR
    • ¡Qué tiempo tan turbulento vivimos! En medio del ruido es muy fácil colocarse en un lado y hacer lo fácil. Juzgar.
    • No me gustas. Eres malo. No sirves para esto. No sirvo para esto.
    • A los demás, porque empatizar es un reto demasiado difícil: nos obliga a salir de nosotros mismos, a colocarnos en el lugar del otro.
    • A nosotros mismos, porque es más fácil ponernos una etiqueta que descubrirnos. Que atrevernos a bajar a nuestro centro y descubrir lo que somos.
    • ¿Por qué no hacerlo, sacando la basura mientras tanto? ¿Por qué no empezar hoy? ¿Por qué no buscarnos sin juzgarnos, para limpiarnos, para prepararnos a mirar a los demás desde ahí, desde el centro del corazón? Desde donde, tal como nos hizo Dios, reside la fuente de su mensaje.
    • Con ojos limpios, desde el amor puro, tal vez consigamos no juzgar, perdonarnos y saber perdonar.
  • De las cartas de Calasanz:
    Procura hacer que los alumnos se acerquen a ti, mostrándote más como su propio padre que como un juez riguroso.
    (1631)
  • A MARÍA
    Hay una piedra en el suelo.
    Piedra que tanto simboliza,
    como la piedra que tu hijo
    de su sepulcro movería.

    Madre, ofréceme tu mano que acarició la suya,
    enséñame a perdonar
    como a Él le enseñaste a confiar.

    Prometo dejar de mirar a quien me mira
    con el puño cerrado como un corazón muerto.
    Prometo no agarrar una piedra si no es para construir,
    lo prometo.


Comparte tu oración
Te animamos a que compartas tu petición y tu acción de gracias al Señor.
Iremos publicando las peticiones y acciones de gracias que recibamos un poco más abajo para que todos podamos orar con ellas. Y algunas, las volveremos a compartir en la eucaristía de la Comunidad Cristiana Escolapia (domingo a las 12:30 en la Iglesia Nuestra Señora de Aluche)

  • Oraciones compartidas (recibidas del 4 al 10 de abril de 2022)

    Señor, te pedimos por…


  • Señor, te damos gracias por…