Oración Comunidad Ruah (20.02.2020)

Canción de invocación al Espíritu Santo
FRUTO NUEVO DE TU CIELO (Metanoia)

Escuchar en Youtube

Sopla Señor te lo pido,
quédate esta noche en mi alma
Pues solo tu amor y abrigo,
me dará consuelo y calma.
Sopla Señor sopla fuerte,
envolveme con tu brisa
Y en tu Espíritu renovame,
hazme libre en tu sonrisa.
A pesar de mis caídas,
hazme fiel a tus promesas.
Sopla Señor en mi vida,
y arrancame esta tristeza.
Sopla, sopla Señor tu grandeza, sopla
Hazme fiel en mi pobreza, sopla.

Sopla Señor en mi oído,
sopla fuerte arranca el miedo
Pues sin Ti me hallo perdido,
sin tu luz me encuentro ciego.
Sopla Señor y hazte viento,
y bautízame en tu nombre
Llámame a servir Maestro,
hazme fiel entre los hombres.
Toma mi vida en tus manos,
mis sueños mi amor, mi todo
Mi cansancio, mis pecados
y moldéame a tu modo.
Sopla, y bautízame en tu brisa, sopla
renovame en tu sonrisa, sopla.

Sopla Señor tu caricia,
sobre mis sentimientos
Que sea el Ángel de Tu Misa,
quien obre en todo momento.
Sopla Señor y hazte canto,
pon tu palabra en mis manos
En ellas tu providencia
y bendice a mis hermanos.
Quiero ser de tu árbol rama,
fruto nuevo de tu cielo
Que madura en tu palabra,
como un ave en pleno vuelo.

Sopla, sopla, sopla Señor, sopla
Sopla, sopla, sopla Señor, sopla
Sopla, sopla, sopla Señor, sopla
Sopla, sopla, sopla Señor, sopla


EVANGELIO DEL DÍA
Lectura del santo evangelio según San Marcos 8, 27-33

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Filipo; por el camino, preguntó a sus discípulos:
«¿Quién dice la gente que soy yo?».
Ellos le contestaron:
«Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas». Él les preguntó:
«Y vosotros, ¿quién decís que soy?».
Tomando la palabra Pedro le dijo:
«Tú eres el Mesías».
Y les conminó a que no hablaran a nadie acerca de esto.
Y empezó a instruirlos:
«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser reprobado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días».
Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Pero él se volvió y, mirando a los discípulos, increpó a Pedro:
«¡Ponte detrás de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!».

PARA LA REFLEXIÓN Y LA ORACIÓN PERSONAL
¿Quién es Jesús para ti?
¿Dónde “lo colocas” en tu vida?
¿En qué (y cuánto) crees que tu proyecto de vida es “como el de los hombres”, y en qué (y cuánto) como el que te propone Jesucristo?


ORACIÓN
Salmo del seguimiento

Iré detrás de ti,
si tú vienes a mi
buscando horizontes
más amplios para volar.

Iré a enseñar a todos
que tú eres libertad,
que sólo en ti se encuentra
el manantial,
la felicidad,
la verdadera paz.

Iré siempre en tu nombre
despojado de mis cosas,
buscando en la noche,
sediento de tu amor.

Iré a decirles a todos
que tú eres alegría,
la eterna oferta
de un amor total.

Iré a buscar camino
detrás de cada lucha,
donde los hombres sufren
su llanto y soledad.

Iré si tú me llamas
a ser siempre tu amigo
sin importarme nada,
pues tú eres mi caminar.

Iré diciendo a todos,
iré contando siempre,
iré entre los hombres
gritando la verdad


Canción
SUEÑO Y CANCIÓN (Metanoia)

Al borde de un sueño fugaz.
Entre la conciencia y la luz.
Vi en la arena tibia sus huellas de paz
que llegaban hasta la orilla del mar,
y en la espuma abría el sol su estela azul,
y sobre las aguas sus pies de cristal
marcaban el camino para continuar los pasos a la salvación.
Y el sueño dejaba de ser un sueño para ser canción.

¿Por qué es que me llamas a dar,
cuando no tengo más que amor?
Mi pobreza parte en raíz del ayer,
tú me eliges a pesar que débil soy
y me llamas desde tu misterio a ser.
Dime tú, Maestro, hoy qué has visto en mí.
Contengo mis ojos cuando miro tu sonrisa para no llorar.
Y a pesar que quisiera seguirte me hundiré en el mar.

“Eleva tus ojos a mí”
susurró su voz desde el ancho mar.
“Deja tus riquezas, descalza tus pies
y sigue mis pasos. Yo te sostendré.
Toma mi palabra y no te hundirás.”
Sólo me hará falta tu amor- contesté.
Tú eres el camino, la luz y el Espíritu vivo, mi única verdad.
Viviré de acuerdo a tu palabra y a tu voluntad.


Padre Nuestro


A tu Amparo y Protección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s